Motorclan


PUBLICIDAD
BMW

Nuevo BMW M5: Parte 2 (Mecánica)

Escrito por el 17/06/2011 en BMW

Tras repasar la estética del nuevo BMW M5, nos adentramos en el terreno de la mecánica. La quinta generación de este modelo al final no equipará un bloque V10, como apuntaban algunos rumores en Internet. El fabricante ha querido construir un motor muy potente pero al mismo tiempo ahorrativo para las cifras de potencia que maneja. De este modo, bajo el capó finalmente se ha montado un V8 de 4,4 litros con sistema TwinPower Turbo. Además del turbo, equipa un escape conjunto para las dos bancadas, un sistema de regulación variable de las válvulas conocido como VALVETRONIC, y por supuesto, inyección directa de gasolina para reducir al máximo el consumo de combustible.

Con toda esta tecnología, no es de extrañar que el modelo rinda unos increíbles 560 cv de potencia. Más impactantes pueden resultar los 680 Nm de par motor disponibles a tan sólo 1.500 vueltas. Al mínimo empuje del pedal del acelerador, esta berlina subirá de velocidad de manera fulgurante. El 0-100 km/h lo puede realizar en 4,4 segundos, mientras que desde parado, se pone a 200 km/h en sólo 13 segundos. La velocidad máxima como viene siendo habitual en las marcas alemanas está limitada electrónicamente a 250 km/h. Eso sí, el fabricante asegura que en las pruebas realizadas este M5 es capaz de moverse a 305 km/h. Si el cliente adquiere el vehículo con el pack M Driver’s, tendrá un coche sin limitación alguna. Eso sí, lo que no sabemos por el momento es si ese kit se venderá a cualquier individuo a cambio de más euros, o si por el contrario se exigirá alguna acreditación de habilidades especiales al volante.

A pesar de las prestaciones que el auto puede lograr, el consumo en ciclo mito se puede situar en 9,9 litros por cada 100 km recorridos, siempre y cuando se ruede dentro de los límites legales y con mucha sutileza, sin brusquedad con el acelerador. Para contribuir a la causa, el auto integra sistema Start & Stop así como un asistente de recuperación de la energía en las acciones de frenado. Para optimizar al máximo la potencia que otorga el motor, el propulsor va asociado a una caja de cambios de doble embrague dotada de 7 marchas. Puede trabajar de forma automática, pero los conductores más pasionales la podrán manejar de forma secuencial ya sea desde las levas situadas en el volante o desde una tradicional palanca.

Fuente: BMW Europa

 

 

 


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook