Motorclan


PUBLICIDAD

Viper SRT 2013, nuevo en sus propios términos

Escrito por el 26/04/2012 en Novedades

A mediados de los 80s, un monje austríaco llamado Gregor Mendel propuso que los rasgos se transmiten de padres a hijos y que éstos siguen patrones observables a lo largo de su evolución. Al mismo tiempo, Charles Darwin publicó su teoría sobre la selección natural donde también mencionó los rasgos ventajosos y adaptaciones. Sus ideas pusieron patas arriba a la ciencia biológica, décadas después vemos que ambas teorías se cumplen incluso en el mundo de la automoción, por ejemplo en el nuevo Viper SRT 2013.

Más de dos décadas después de su lanzamiento, el Viper sigue siendo como un forastero. En varias ocasiones lo hemos puesto en contra del sistema de competencia interna con modelos como el Chevrolet Corvette, y contra los mejores de Europa y Asia, pero no parece encajar del todo bien en cualquiera de esas categorías.

Su propio camino

Dicha cuestión se reflexionó largo y tendido en los rincones más profundos y oscuros de la sede de Chrysler. Al final, se decidió que la víbora se convertiría en un icono, y como tal, el rediseño del coche fue necesario. Mayormente se habló en términos evolutivos para mejorar el rendimiento, el diseño y la calidad sin perder el civismo elemental que hace especial al Viper.

El resultado es un coche que claramente se ha adaptado a su entorno, pero que todavía esculpe su propio camino. Sigue siendo un V-10 de tracción trasera con tubos de escape de salida lateral y sin opción de transmisión automática.

Obligado

Algunas adaptaciones fueron inevitables. El control de estabilidad está obligado por ley, así que por primera vez, es de serie en el Viper. Anticipando el retroceso potencial, SRT dice que sus ingenieros pasaron un tiempo en el desarrollo del sistema de control de estabilidad tanto como el que pasaron fabricando el resto del coche.

El objetivo era crear un sistema que ayudara a los conductores cuando fuera necesario sin que ellos lo notaran. Incluso hace un poco de vectorización del par con los frenos para mantener a los conductores locos fuera de las zanjas. Por supuesto, si te sientes valiente, siempre puedes apagar el sistema y probar tu suerte.


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook