Motorclan


PUBLICIDAD

Porsche 911 GT1, recordando a un superdeportivo

Escrito por el 23/07/2013 en Porsche

Porsche 911 GT1

Uno de los coches que seguramente recuerdas si eres aficionado al mundo de las competiciones, es al Porsche 911 GT1, se trata del superdeportivo de competición diseñado y creado para la clase GT1 de los años 1996 y 1999 respectivamente, sin duda un vehículo con mucha historia y belleza en cada una de las secciones de su carrocería.

Visto de manera lateral te das cuenta que el Porsche 911 GT1 no es un simple coche de carreras, posee el alma de competidor, desde el frontal con entradas de aire y un capó con varios respiraderos que funcionan como ventilación para la superficie del sistema de motorización, también invierte en un par espejos retrovisores con estilo aerodinámico.

Más características

Los neumáticos del Porsche 911 GT1 eran de 19 pulgadas de diámetro, además las lunetas y también se hacían acompañar de una especie de branquias en color negro, todo ello en combinación con las tomas de aire de los pasos de rueda traseros. Pero los más impresionante de todo era es enorme alerón trasero fabricado a base de materiales de suma resistencia y poco peso.

Nuevo Porsche 911 GT1

En relación al diseño de la carrocería, el Porsche 911 GT1 resulta ser un coche muy parecido al Porsche 993, almenos en el frontal, el chasis está fabricado en fibra de carbono, además el tamaño total de la estructura es de 4.890 mm, el ancho es de 1.990 mm mientras que la altura radica en los 1.140 mm respectivamente.

Motorización

El sistema técnico del Porsche 911 GT1 estaba integrado nada más y nada menos que por un bloque Flat-6 Twin turbo de 3.1 litros, el sistema de refrigeración era administrado a base de aire, y durante el proceso de combustión era capaz de emitir un desarrollo equivalente a los 700CV de potencia, una buena tracción para alcanzar velocidades de fórmula 1.

 Porsche 911 GT1

Toda la mecánica del Porsche 911 GT1 estaba asociada a una trasmisión de carácter manual secuencial de 6 marchas, también cabe mencionar que la suspensión delantera y trasera es de doble brazo oscilante con amortiguadores ajustables.

Prestaciones de velocidad

Durante las competiciones, el Porsche 911 GT1 era capaz de acelerar de los 0 a los 100 km/h en apenas 3.3 segundos, o bien alcanzar una cifra estimada de 378 km/h, todo ello gracias al poder de tracción y a la relación de éste con el poco peso de la carrocería.

Y para concluir con la nota te dejo con la reproducción del vídeo que antecede, se trata del material audiovisual que te muestra una de las competiciones del Porsche 911 GT1 en 1997 en Le Mans, disfrútala  y comenta algo al respecto.


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook