Motorclan


PUBLICIDAD

Bugatti Veyron Super Sport 300

Escrito por el 29/12/2016 en Bugatti

bugatti-veyron-super-sport-300

Si te sobran unos cuantos millones de euros y te gustan los coches exclusivos, quizá te interese saber que dentro de poco tendrás la oportunidad de hacerte con un Bugatti Veyron Super Sport 300, la última unidad de este superdeportivo que puede alcanzar los 431,072Km/h, siendo el coche más rápido del mundo en la actualidad.

Bugatti Veyron Super Sport 300, record en la subasta

La casa de subastas Sotheby’s será la encargada de dar la oportunidad de hacerse con este coche a todo el mundo que pueda permitírselo. Será en una subasta que se celebrará entre el 19 y el 20 de enero y se espera que supere el precio récord de este coche dado que es el último de los 300 coupés de este modelo y una de las 48 unidades existentes para el mercado norteamericano.

La mecánica de este monstruo

Para alcanzar tal velocidad sabemos que bajo su capó tiene que tener una auténtica bestialidad de motor, y lo es. Nos encontramos con un V16 de 8 litros con cuatro turbos que puede generar una impresionante potencia de 1.200 caballos y 152,9 mkgf de torsión.

Monta una transmisión de siete velocidades automatizadas y si lo comparamos con el Veyron “normal”, este modelo cuenta con dos bombas de combustible más, dos turbocompresores más y un alto flujo de escape.

Gracias a las muchas modificaciones llevadas a cabo así como una reducción de peso y una mejorada aerodinámica, el Bugatti Veyron Super Sport 300 pasa de 0 a 100 en solo 2,5 segundos.

No apto para todos los bolsillos

En su momento se pagaron 2,7 millones de dólares por este modelo, por lo que podemos imaginarnos que el mantenimiento no sería algo que preocupase demasiado a sus propietarios. De hecho, cada revisión tiene un precio de 30.000 dólares cada una, cada rueda tiene un precio de entre 33.000 y 50.000 dólares.

Mantener el Bugatti Veyron Super Sport 300 cuesta aproximadamente unos 130.000 euros al año, toda una renta. Su impuesto de circulación está entre los 30.000 y los 40.000 dólares, su seguro mensual es de aproximadamente 3.000 euros y las ruedas hay que cambiarlas cada 4.000 kilómetros.

A todo ello hay que sumarle sus consumos, que no son precisamente comedidos. En urbano gasta 37,2 litros, 14,9 en extraurbano y su media es de 23,1. Su depósito tiene capacidad para 100 litros y si se pisa a tope se gastan en nada menos que 12 minutos. Obviamente no se trata de un coche para cualquier bolsillo y quien pueda permitírselo también se supone que podrá mantenerlo correctamente, pero aún así no deja de ser un auténtico superdeportivo.


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook